Toda formación produce una reacción.

En ella tratamos los diferentes estímulos del cerebro así como las actividades que requieren un máximo esfuerzo, relacionándolo con los métodos formativos más efectivos.